El Imperio de los Dioses: Religiones y Cultos del Imperio Romano (Parte I)

Hasta el 18 de mayo , 2014, Mitra , Isis y otros dioses del Imperio Romano visitan Karlsruhe (http://www.landesmuseum.de/website/English/Temporary_exhibitions_in_Karlsruhe/Current/Empire_of_Gods.htm). La gran exposición ofrece una visión global de los dioses y diosas romanos en el siglo tercero dC. Véase también el sitio web del museo.

Primero se presenta la religión oficial del estado romano. “Religio” es la obligación religiosa, es decir, la obligación del Estado y el individuo a respetar a los dioses y llevarlos sacrificios por reglas fijas. Los rituales oficiales para los dioses principales Júpiter Optimus Maximus , Juno y Minerva , y más tarde al culto del emperador eran necesario para que el Estado romano podía prosperar . Sin embargo , el individuo normalmente se dirigió a los dioses más personales. Como un pueblo de campesinos, los romanos adoraban a muchos dioses que tenían que ver con la agricultura, y en cada casa romana asistieron Lares y Penates para el bienestar de la familia.

En contacto con los etruscos , griegos y otros pueblos del panteón romano se lleno con el tiempo. Dioses extranjeros no fueron suprimidos, sino fueron incluidos en el panteón romano. Dioses con tareas similares se equipara con los dioses existentes y otros dioses fueron re-grabadas de forma sencilla. Así cada habitante del Imperio Romano podría adorar “su” Dios personal – siempre y cuando cumplía sus deberes para con los dioses del Estado y el emperador.

Al parecer, sobre todo los dioses del oriente del Imperio eran favorecidos por los romanos. Esos diodes prometieron a sus seguidores una vida mejor después de la muerte. Estos dioses son el tema de la exposición actual en Karlsruhe.

La primera deidad oriental que llegó a Roma, fue la Magna Mater (o Cibeles), la Gran Madre, que probablemente tiene su orígen en Frigia. Durnate la Segunda Guerra Púnica ( 218-201 aC), los romanos trajeron la estatua de culto de la diosa (en la forma de un meteorito ) a Roma, debido a las profecías de los libros sibilinos. Se creó una estatua de plata en el que se incorporó el meteorito y al principio la pusieron en el templo de la Victoria. La victoria sobre los cartagineses era atribuida a la Magna Mater y los Romanos le construyeron un templo propio. Junto con Magna Mater / Cibeles era adorado su amante Attis. Según el mito, ambos salieron de Agdistis que fue castrado por los dioses debido a su ser horrible. Cuando Attis quería casarse con otra chica, Cibeles se puso tan celosa que volvió a todos que participaron en la boda locos – y en ese ataque de locura Attis se castró y murió desangrado. Algunos mitos dicen que Cibeles, sin embargo, reanimó a Attis. Parece que esta superación de la muerte fue el origen de un culto de misterio, que prometió a sus seguidores la esperanza de una vida después de la muerte.

 

(a continuación)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .