El Imperio de los Dioses: Religiones y Cultos del Imperio Romano (Parte II)

Una gran parte de la exposición está dedicada al culto de Mitras. El Landesmuseum Karlsruhe cuenta con dos de los más grandes relieves de Mitras, que se han encontrado en Alemania: los de Heidelberg y de Osterburken. Para la exposición se ha podido prestar los relieves de Nida- Heddernheim y Dieburg también. El relieve de Dieburg muestra en la parte posterior una representación única para el culto de Mitras: el mito de Faetón, quien en un intento de conducir el carro de su padre Helios, perdió el control sobre los caballos.

Primero, sin embargo, la exposición presenta la posible origen del culto romano de Mithras. Hasta ahora el origen del culto no está claro. Había una deidad Mithra indo-iraní, que se menciona por primera vez en el siglo 14 AC. “Mitra” significa “contrato”, y así nuestra fuente principal, el Avesta de Zoroasther, menciona la protección de los contratos como tarea principal del dios Mithras. Al parecer, también se considera un portador de luz (relieves Mithra con un halo) y como alguíen que da vida. Aunque algunas funciones del Mitras romano ya aparecen en el Avesta, no sabemos exactamente si, cómo y porqué el culto se ha desarrollado a su carácter romano.

El Mitras romano mató un toro para dar vida de la sangre del toro y esa escena está representada en todos los templos de Mitras. La exposición Karlsruhe muestra varios relieves de culto de Mitras y otros hallazgos, que dan una idea del culto de Mitras. La atracción principal de esa parte de la exposición es la reproducción del santuario de Mitras de Santa Maria Capua Vetere en Italia.

Otro Dios que está conectado con el toro es Júpiter Dolichenus. Su santuario principal estaba en Doliche en el sureste de Turquía. La ciudad fue fundada a principios del siglo tercero antes de Cristo, pero ya desde tiempos inmemoriales se había adorado aquí a los dioses del clima. Desde el siglo primero dC el culto de Júpiter Dolichenus se extendió en todo el Imperio Romano, al parecer principalmente por los soldados romanos. En el curso del tiempo Júpiter Dolichenus convirtió en una de las deidades más populares de los romanos.

El diós del tiempo original fue representado con doble hacha y rayo encima de un toro. Llevaba la ropa oriental, un casco con cuernos y su pelo trenzado en una trenza. Más tarde representaciones “romanizados” muestran Júpiter Dolichenus generalmente en el pectoral y sin trenza y los cuernos. 

De las inscripciones encontradas parece indicar que se pidió protección general de Júpiter Dolichenus. Fue considerado un diós omnipotente y cuando tuvo que permitir que su santuario principal fue destruida a mediados del siglo 3 dC por el imperio sasánida, su culto también cesó.

(a continuación)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .