Parque Arqueológico de Egnatia en el Sur de Italia (parte V)

Las excavaciones en Egnatia seguramente seguiran durante varios años más, pero lo que se ha excavado se puede visitar en un parque arqueológico, que también incluye un pequeño museo.

A continuación una selección de lo que se puede ver:

Murallas

La primera fortificación, construida entre los siglos 13 y 12 aC, se compone de un muro que protege el asentamiento en el lado tierra. De esta muralla sólo se ha encontrado los dos extremos.

La muralla final de la ciudad rodea un área de 402.000 metros cuadrados con no sólo las zonas residenciales y casas dispersas, sino también una amplia zona libre, que podía salvar humanos, ganado y campos en un caso de guerra, de modo que pudieran resistir un largo asedio. 

Instalaciones portuarias

Bajo el dominio romano el antiguo fondeadero ya no estaba adecuado. También hubo cambios en el litoral. Por lo tanto construyeron en la bahía del noroeste de la Acrópolis un nuevo puerto. El nuevo puerto estaba protegido por muros y los dos moles incluyen cerca de 16.000 metros cuadrados.

El llamado Foro

En toda su extensión es un cuadrilátero irregular y se compone de un gran patio 17,5 mx 23,25 m, rodeado por un pórtico con columnas dóricas. Está claro si se trataba del Foro de Egnatia o de un mercado. 

Pórtico en forma de L

En el siglo cuatro o tres aC se construyó un pórtico en forma de L sobre estructuras anteriores. Tal vez limitó la agorá helenística. La pared de este pórtico también está pared de la Basílica de Augusto. 

La llamada Basílica del Foro

La basílica profana a los pies de la Acrópolis es rectangular con 35 x 21 metros. En su interior tiene una fila circunferencial de columnas y la fachada está dividida en un pórtico de 8 pilares cuadrados que coinciden con el número de columnas en el interior. La basílica fue reconstruida varias veces – al final a una basílica cristiana. En el siglo sexto la basílica fue destruida.

Basílica Epicopal

En la zona al sur de la Via Traiana habían apartamentos, tiendas, talleres, etc., y más tarde 2 basílicas paleocristianas. Una de estas basílicas probablemente era la Basílica Episcopal de Egnatia construida en el siglo quinto. Tiene 40 x 27,70 m y tres naves con un ábside semicircular hacia el este. E la nave derecha se había encontrado restos de mosaicos, que ahora se conservan en el Museo de Egnatia. 

El Museo

La exposición permanente del museo ofrece un panorama completo de la historia y la topografía de la ciudad con dibujos, planos, fotografías, fragmentos de arquitectura y mosaicos. Se exhiben artefactos encontrados en Egnatia y sus necrópolis, por ejemplo los mosáicos de la basílica episcopal y de la Basílica del Sur. El museo también incluye una de las tumbas, la “Tomba delle Melagrane” de la segunda mitad del siglo cuarto aC.  Se compone de un hall de entrada, una parte al aire libre y la tumba real pintada con estuco, con motivos vegetales y arquitectónicos. 

Un tema importante del museo es, por supuesto, la llamada cerámica Gnathia. Al principio se creía que esta cerámica Gnathia y que fue fabricado en Egnatia. Hoy sabemos que Egnazia sólo es una de las localidades de producción. Esta cerámica depende de la cerámica griega de la Magna Grecia de donde vienen las formas más conocidas y más simples: Oinochoe, Pelike, Skyphos, Amphora, crátera de campana, cántaros etc. La superficie de esta ceramica está revestida con una barniz brillante negra. En esta al principio hay escenas figurativas de pintura blanca. Las escenas figurativas rápidamente son remplazados por motivos vegetales de color blanco y de color amarillento. Un motivo característico es una guirnalda horizontal con ramas verticales de hojas de vid, zarcillos y uvas. La cronología de la cerámica Gnathia es controvertida, pero su apogeo era en la segunda mitad del siglo cuarto y al comienzo del siglo tercero aC.

Parque Arqueológico de Egnatia en el Sur de Italia (parte IV)

Egnatia romana y el fin de la ciudad

Después de la guerra entre Pirro, rey de Epiro, y los romanos (280-275 aC) para el ganador Roma el camino era libre para someter no sólo Tarento y las otras ciudades griegas occidentales, sino también los centros locales previamente independientes, que estaban bajo la influencia del helenismo griego occidental. Ya diez años más tarde los romanos eran los maestros de toda Apulia. Luego, después de la guerra contra Aníbal Roma inició una verdadera conquista con muchos muertos y muchos que fueron llevados a la esclavitud.

Sin embargo, la ubicación en una de las principales rutas comerciales a Roma y el centro de Italia, salvo a Egnazia de esta crisis de populación e incluso resultó a un gran impulso en la época romana. Como único puerto eficiente al lado de Brindisi, los romanos desarrollaron Egnatia todavía más.

En algún momento, probablemente después de la Guerra Social (91-89 aC) dieron a Egnatia el título de municipium. Con la división administrativa de Italia en 11 regiones en la época de Augusto Egnatia era parte de la región de Apulia Secunda llamado Apulia y Calabria. 

Bajo Vespasiano Egnatia era una colonia romana. La asignación de tierras a los veteranos del emperador Vespasiano sin duda resultó en importantes consecuencias para la agricultura, ya que se cambiaron las estructuras rurales del interior del país. Muchos agricultores locales perdieron sus tierras y, por tanto, sus medios de vida. El título de colonia también limitó los privilegios que la ciudad tenía como municipium. Por otra parte en la época de la colonia, probablemente cayó la expansión y la prosperidad del centro urbano. 

Los testimonios romanos superponen los edificios anteriores y la ciudad se dividió según sus funciones principales:

  • La parte costera con astilleros, muelles, embarcaderos, muelles, almacén / almacenes y centros comerciales.
  • La Acrópolis y la zona sus pies con los centros públicos más importantes: aréas sagradas, pórticos, basílica, foro, mercado.
  • La zona al sur de la Via Trajana con zonas residenciales, talleres, etc., y más tarde 2 basílicas cristianas.

A partir del siglo cuarto el imperio se derrumbó poco a poco bajo los ataques de vándalos, godos, hunos, visigodos, etc. La Via Trajana y la Via Appia probablemente todavía eran los únicos caminos que unieron Apulia con el resto de la península, pero ya no fueron mantenidos. La llegada de los lombardos hacia el final del siglo sexto probablemente resultó en abandonar una gran parte de la ciudad. Sin embargo, también en los siglos siguientes había algo de vida en Egnatia. Los que se quedaron se retiraron a la Acrópolis, donde había un asentamiento fortificado en el período bizantino.

No fue sólo la destrucción durante las invasiones bárbaras, sino también los cambios en la línea de la costa que llevaron al abandono de la ciudad. La elevación del mar provocó la inundación completa del puerto con todas las estructuras relacionadas. Con eso y el cambio de la Via Trajana a varios kilómetros más tierra adentro, Egnatia estaba completamente aislado de las rutas comerciales principales entre Roma y el Oriente. A finales del siglo séptimo Egnatia todavía es mencionado en fuentes antiguas. Después de Egnatia parece haber desaparecido de la historia.

(Continuará …)