Teatro de Pompeyo en Roma

Campo de Marte en Roma, Teatro de Pompeyo

Los teatros romanos se construían originalmente en madera y solamente para el tiempo de la representación. En algunos casos, ni siquiera había asientos para el público, porque se temía que el pueblo romano se afeminara. En general, las representaciones teatrales se consideraban un lujo impropio de un romano en la época de la República. Pero el triunfo del teatro fue imparable desde el momento en que se estrechó el contacto con el mundo griego, a más tardar desde el siglo I a.C. Porque, además de los retóricos y los filósofos, también llegaron a Roma artistas como actores y poetas teatrales de Grecia.

Para celebrar su triunfo en el año 61 a.C., Gneo Pompeyo Magno encargó el primer teatro de piedra de Roma. El teatro se encontraba en el Campo de Marte, fuera de la propia zona urbana de Roma. Para evitar problemas porque ese teatro era una estructura permanente, Pompeyo planificó el auditorio en forma de subestructura para un templo a Venus Victrix (la Victoriosa). Así, los asientos tenían la apariencia de un amplio tramo de escaleras que conducía al templo. Además, la ceremonia de inauguración del año 55 a.C. no fue para un teatro, sino para el templo.

Para la construcción del teatro, se necesitaron extensas subestructuras. La fachada exterior del auditorio, de tres plantas, estaba dividida por arcadas. Se utilizaron columnas dóricas en la parte inferior y columnas jónicas en la zona central. En el último piso, las columnas seguían el orden corintio. Según fuentes antiguas, ese teatro tenía capacidad para 40.000 espectadores. Hoy en día, se calcula más bien con 17.500.

La fachada del escenario, de dos niveles, estaba decorada con columnas y nichos. La decoración del teatro consistía, entre otras cosas, en 14 estatuas que representaban a los pueblos subyugados por Pompeyo.

Además del templo de Venus Victrix, a quien el edificio estaba dedicado oficialmente, había altares a las personificaciones Honos (Honor), Virtus (Virtud) y Felicitas (Suerte). El teatro formaba parte de un complejo amplio que incluía el Pórtico Pompeyano y unos jardines, así como una sala de reuniones para el Senado. Más tarde, César fue asesinado frente a una estatua de Pompeyo erigida allí.

 

Selección de literatura:

  • Jon Albers: Campus Martius. Die urbane Entwicklung des Marsfeldes von der Republik bis zur mittleren Kaiserzeit. Reichert, Wiesbaden 2013, ISBN 978-3-89500-921-1, S. 72, 79, 108 f., 196.
  • Richard C. Beacham: The Roman Theatre and Its Audience. Harvard University Press, Cambridge/London 1991, S. 160.
  • Pierre Gros: Theatrum Pompei. In: Eva Margareta Steinby (Hrsg.): Lexicon Topographicum Urbis Romae. Band 5. Quasar, Rom 2001, S. 35.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.